El club de los muertos

Este libro corresponde a la tercera entrega de Charlaine Harris sobre la saga que ha inspirado la serie True Blood, una saga que no parece terminar. Reconozco que soy aficionado a todo el mundillo este de los vampiros y demás, por lo que me ha costado poco coger el libro y ponerme a leerlo. Otra cosa ha sido conseguir terminarlo, pues parece que la autora se ha quedado sin ideas muy pronto, y esta, es una novela que no aporta prácticamente nada al mundillo de los vampiros, una de esas novelas de relleno para vender como churros, aprovechando el éxito alcanzado por novelas anteriores. Hay que reconocer que la primera era una novela interesante, me gustó bastante. Ese interés bajo notablemente con la segunda entrega, y ahora con la tercera ni te cuento. Solo mirar lo que queda por delante, pues la saga tiene bastantes números más, da un poco de miedo… así que no se que va a pasar en el futuro ¿tendrá la autora ideas potables?, todo esta por ver…

En esta entrega, unos vampiros secuestran a Bill para conseguir algo que les interesa, y Sookie tiene que ir a rescatarlo, adentrándose en el mundo de los vampiros de otra ciudad, lo cual, conociendo las capacidades de los vampiros, resulta poco menos que sorprendente que consiga salir airosa.

Y con eso y poco más, termina la novela ¿que no os lo creeis?, pues ya podeis hacerlo ya. Escueta, breve, sosa, aburrida. ¿que más se puede pedir?, ¿subirá el listón la siguiente entrega? Esperemos que si, pues si no estamos apañados.

¿Recomendable?. La verdad es que no mucho…

¿Seguire leyendo los siguientes libros de la saga?. Seguro que si, pues al fin y al cabo, siempre es agradable bucear en ese mundillo que conoces y en el que te sientes a gusto, a pesar de que al final del camino no encuentres la luz.

Anuncios

La sonrisa etrusca

La Sonrisa Etrusca de José Luís Sampedro es una novela me ha sorprendido gratamente. Comencé a leerlo sin esperarme nada de él, conociendo al autor y su obra solo de oídas, pues nunca había leído nada suyo y no sabía de que iba la obra, y para mayor alegría, descubrí un buen libro, y más que eso, una buena historia.

La sonrisa etrusca narra la historia de un anciano que se va a vivir a Milán con su hijo y su nuera, la cual no le cae demasiado bien, y cuando llega a su casa recuerda que tiene un nieto nacido poco antes, el cual es solo un bebe, y por el que se siente totalmente arrebatado.

A pesar de que no le gusta la ciudad, dado que él ha vivido toda la vida en un pueblo, enseguida se hace a vivir en su nuevo hábitat, conoce gente, hace amigos, y vive una segunda juventud por así decir.

El núcleo de la historia es la relación que se establece entre nieto y abuelo, los sentimientos de este, y como las circunstancias en que se ve envuelto en la ciudad le hacen cambiar.

El personaje del abuelo es sin duda entrañable. Ha tenido una vida dura, pero ha sabido vivir intensamente, y a medida que transcurre la historia, nos va relatando momentos de su pasado, de su juventud, de su vida en el pueblo, la guerra, etc.

A pesar de la edad, tiene una mentalidad lucida y despierta, mostrando cierto descaro y picaresca en muchos momentos, lo que lo convierte al mismo tiempo en un personaje divertido.

Durante la lectura te ves totalmente absorbido por la historia, y no puedes dejar de leer, llevándote en vilo hacia el final.

La historia también tiene su parte triste, pues muestra el contraste de las alegrías del día a día de este personaje, de sus ganas de vivir y experimentar cosas nuevas a pesar de la edad, con las inclemencias propias de la edad. Además, el abuelo (Al que todavía no he llamado por su nombre, y se llama Bruno), tiene un cáncer (y con esto no desvelo nada, pues desde el principio de la novela se sabe que está enfermo), y esta sombra le acompaña durante toda la historia.

Es esta una novela con la que sin duda he disfrutado mucho, y donde también se puede aprender muchas cosas.

Si le tuviera que dar una nota, esta sería de un 8 sobre 10, así que ya sabéis, anotarlo en vuestra lista de libros pendientes.

La carretera

La carretera es la primera obra que he leído de este autor, y la verdad es que ha sido todo un hallazgo. Me ha durado un día y medio, y durante todo ese tiempo me ha tenido en vilo pendiente de lo que podía suceder.

La historia en si es muy sencilla. Un padre y un hijo han sobrevivido al Apocalipsis de la tierra. Esta ha sido arrasada, dejando un mundo yermo y apenas sin vida. Todo el gris y frío, todo está muerto.

Son pocos los humanos que han conseguido sobrevivir a esta situación, y se encuentran esparcidos por ahí, intentando salir adelante como pueden, cosa harto difícil cuando no hay medios ni hay nada de nada. Así que en muchos casos afloran los instintos más primarios del hombre, donde cada uno intentará salir adelante como mejor pueda.

Este padre y su hijo intentan dirigirse al sur, buscando escapar de una situación imposible. Es un viaje duro en el que no encontrarán más que problemas y gente dispuesta a todo por sobrevivir.

El relato está formado por así decir por una sucesión rápida de lo que podrían definirse como microcapitulos de menos de una página, los cuales presentan escenas como si de teatro se trataran, fogonazos que nos llevan de un suceso al siguiente sin dejarnos descansar. El lenguaje es muy directo, y el ritmo imparable.

En un primer momento este formato choca un poco, pero cuando te acostumbras resulta muy ágil. Hay que tener en cuenta que el escenario de fondo es muy parecido toda la novela, por lo que una prosa ágil como esta y la sucesión de secuencias con que se encuentran hace que el libro tenga mucho ritmo.

Cabe destacar para no llevarnos a equivoco que este libro es un drama en toda regla, así que nadie se espere un Mad Max o algo por el estilo, y aunque hay que reconocer que hay mas similitudes que diferencias entre estas dos historias, el acercamiento a los personajes no tiene nada que ver.

En resumidas cuentas, me atrevo a valorar esta novela cono un 8 sobre 10, y creo que todo aquel que se aventure a leerla no se arrepentirá.

Todavía se encuentra en las carteleras la adaptación cinematográfica del libro: The Road. Si alguien la ha visto, que nos deje aquí su opinión.

La saga de los malditos

Tras leer otras novelas de Chufo Llorens, emprendo con ánimos la lectura de “La saga de los malditos”, un libro de casi 1000 paginas y que pesa un rato largo.

La novela en sí consta de dos partes o dos historias que se narran de forma alterna, situadas espacial y temporalmente distantes. La primera de ellas narra la historia de una serie de judíos que viven en Toledo allá por el siglo XIV. En este escenario, el obispo de Toledo decido organizar con unos cuantos alborotadores una serie de enfrentamientos entre judíos y cristianos con la intención de sacarlos de la judería situada junto a la catedral y poder al fin construir un nuevo claustro a la altura de la catedral de la ciudad.

Los personajes principales de esta historia son Simon y Esther, dos jóvenes judíos se cunas muy distintas pero que se aman.

Las circunstancias ocurridas les llevarán a separarse y buscarse con posterioridad, lo cual les llevará a vivir más de una aventura.

Acompañando a estos personajes aparecen otros secundarios de los más interesantes, si bien, todo el peso de la historia recae sobre Simon y Esther.

A lo largo de la novela descubriremos si finalmente están destinados a estar juntos o no, pero lo que es seguro es que por el camino el lector disfrutará y sufrirá al tiempo con ellos.

La segunda parte de la novela cuenta la historia de tres hermanos, Manfred, Sigfrid y Hanna, judíos también ellos (medio judíos para ser exactos) durante la alemania nazi, abarcando desde la llegada de Hitler al poder hasta su muerte.

Estos tres personajes cobran igual peso en el desarrollo de la historia, y cada uno se verá envuelto en acontecimientos de lo más turbulentos que te tendrán pegado al libro hasta altas horas de la madrugada, deseoso de saber si conseguiran salir de ellos con vida.

Los tres personajes trabajarán duramente para combatir la tiranía nazi, y vivirán aventuras y desgracias, disfrutarán del amor y sufrirán la perdida de familiares y amigos. Pero más que nada, una pregunta te mantendrá en vilo y te impulsará a seguir adelante, ¿conseguirán salir de esa situación con vida?. Sin duda el libro guarda grandes sorpresas para el final, y tanto una historia como otra van cogiendo ritmo a medida que vas leyendo, resultando a medida que avanzas más difícil dejar de leer.

Sin duda Chufo llorens se reafirma como un gran escritor con esta novela. Y tras leer Catalina, la fugitiva de San Benito y Te dare la tierra, puedo recomendar estas novelas a todas aquellas personas que les gusten las novelas históricas (que no por ello aburridas).

La única cosa que me ha llamado la atención y que no me ha gustado es como ha unido las dos historias que recoge la novela, pues algún nexo común deben tener ¿no?. Pues el autor las relaciona casi de pasada, de tal modo que una vez finalizada la lectura te preguntas si no habría dado lo mismo dividir la novela en dos.

A mi juicio, la respuesta es si, creo que ganarían mucho más las historias cogiéndolas de forma separada, pues no rompes tanto el hilo de la narración, aunque hay quien puede pensar que de este modo la lectura puede no resultar pesada, pero yo no lo creo así. Para considerar estas dos historias en su conjunto, tendría que haberlas enlazado más, y no presentar únicamente una situación que se repite en el tiempo.

De cualquier modo, considero que es esta una buena novela, y si tengo que valorar en una escala del 1 al 10, le daría un 7.

Misery

Misery es una de las novelas más reconocidas de Stephen King, la cual seguro que casi todos conoceis ya sea por la propia novela como por la versión cinematográfica.

Hoy mismo he terminado de leerla y no he podido resistirme de plasmar mis impresiones.

He de decir que hace años me leí Cujo, novela del mismo autor  y que no me gustó lo más mínimo, por lo que tenía cierta reticencia a coger alguna novela más suya. Sobretodo por el simple hecho que me habían contando, y luego constaté tras leer cujo, que Stephen king acostumbra a matar a sus protagonistas, hecho sin duda lamentable cuando lees un libro y te identificas con el protagonista.

Aun con todo, tras varias recomendaciones cogí este libro, y lo cierto es que lo he disfrutado mucho. King ha creado un malo sin duda singular, una mujer que está mal de la cabeza y que instala en su casa a su novelista favorito, el cual ha sufrido un accidente de coche.

Lo retiene en una habitación de su casa y le obliga a escribir una novela más de su saga favorita: Misery, la cual había terminado muriendo en la última novela publicada.

La novela se centra casi totalmente en la casa de Annie, enfermera retirada, donde Paul comienza a trabajar en el regreso de misery.

Durante todo el libro vamos a ir descubriendo la relación que se establece entre estos dos personajes, ambos muy carismaticos. Annie tiene una personalidad muy peculiar, la cual dejará ver de forma puntual tras una mascara aparentemente amable.

Paul por su parte intenta por todos los medios salir de ahi, pero se encuentra limitado por unas piernas que se rompió en el accidente de coche, así que se encuentra impotente  ante la situación, y por mas que lo intente, Annie siempre va un paso por delante de él, cosa sin duda sorprendente, pues Paul tiene una mente muy despierta, y Annie da la impresión de no ser demasiado despierta, pero nos dará a lo largo de la novela muestras de ser una mente muy previsora, y que detras de su apariencia, se esconde algo mucho más aterrador.

King recrea a lo largo de la novela una serie de escenas realmente aterradoras, muy vividas y con las que llegas a moderte las uñas por saber que es lo que va a pasar.

Uno de los aspectos más interesantes de la novela es la evolución que sufre la relación entre ambos personajes a medida que avanza la novela, así como las fases que sufre Paul durante su aislamiento, y como va cambiando su personalidad, su forma de ver el mundo, así como la novela que está condenado a escribir.

Esta es una novela que considero sin duda recomendable para todos aquellos amantes de la intriga con toques de terror, así que ya estais corriendo a la biblioteca a buscarlo!.

El asombroso viaje de Pomponio Flato

He leído algunas novelas de este escritor español, como “El misterio de la cripta embrujada” y “El laberinto de las aceitunas”, las que podríamos situar en el género policíaco con abundantes matices irónicos, satíricos y humorísticos.

Aún a sabiendas de que la que nos ocupa presentaba un estilo distinto, me dispuse a su lectura con la esperanza de pasar un rato divertido. Al fin y al cabo, es un libro de menos de 200 páginas que se lee con rapidez y facilidad.

El filósofo romano Pomponio Flato, en su incesante búsqueda de unas aguas supuestamente milagrosas que proporcionan a quien las bebe la sabiduría y el poder de la oratoria, aún acortando sensiblemente su vida, llega a la ciudad de Nazaret, en donde un niño llamado Jesús le pide ayuda para resolver el asesinato de un rico ciudadano, del cual acusan a su padre, el carpintero José, al que condenan a morir crucificado en una cruz de su propia manufactura.

Los hechos se desarrollan en torno a distintos personajes esperpénticos que parodian en algunos momentos a figuras históricas en un contexto bastante distorsionado por el autor. Muchos de ellos parecen esconder secretos que finalmente se van revelando.

En las distintas situaciones en las que se ve involucrado, Pomponio emplea su gran capacidad deductiva para obtener información que le permita resolver el crimen y salvar a José de una muerte cierta y, a sus ojos, injusta.

Podríamos decir que en esta novela concurren los géneros de novela policíaca, negra e histórica con constantes tintes satíricos. Llama la atención el pedante discurso de Pomponio en su calidad de “fisiólogo” o estudioso de la Naturaleza, que contrasta con lo penoso de las circunstancias en las que se encuentra.

Valoración: 6/10

Comentario: Se trata de una lectura divertida, aunque para un estilo similar me quedo con las novelas de Mendoza referidas al inicio de la crítica.

Por: Juan Miguel Gómez

El misterioso caso de Styles

Este es el primer libro de Agatha Christie que leo, y la verdad es que me ha defraudado, pues me ha parecido un poco aburrido. No se si pasará igual en todos los de la autora, pues sin duda hay algunos que son muy famosos (p.e. 10 negritos) y quizá por ello sean mejores, pues ya se sabe que no todos los libros que escribe un autor tienen la misma calidad.

En este caso la novela relata la historia de un asesinato de una mujer mayor que recientemente se casó son un buscavidas 20 años más joven que ella y que no le cae bien a nadie de la familia por que se piensan que solo esta con ella por el dinero.

De pronto, un día ella muere, aparentemente envenenada con Estricnina, y como no, todos sospechan del marido.

En este momento, a petición de un amigo de la familia, entra en acción Hercules Poirot, detective hartamente conocido, y con sus dotes intuitivas intentará resolver el misterio.

Durante gran parte de la novela te sientes un poco abandonado, pues el protagonista sin duda sabe muchas cosas, le lleva la delantera a todo el mundo en la investigación, pero tú como lector no sabes nada, pues no te cuentan nada, así que solo ves a Poirot ir de aquí para allá preguntando, haciendo, etc. pero no sabes por que lo hace, pues nada se desvela.

De esta guisa el relato se hace un tanto aburrido, pues te da la sensación de que la historia no avanza, solo Poirot lo hace, aunque no sabes nada de ello.

Al final la historia se desvela, se descubre al asesino, y en un diálogo casi unilateral de Hercules Poirot con su amigo, se va desvelando paso a paso el misterio y como lo ha resuelto. Sin duda esta es una de las partes más interesantes de la historia, pues vas reconstruyendo todo y descubres el ingenio del protagonista y su habilidad para leer entre líneas y atar los cabos.

Es una pena tener que esperar al final para leer algo interesante, pero al menos hay una cosa buena: el libro es corto, pues si no fuera así puede que no lo hubiera terminado de leer.

Este es además una novela con un ritmo muy lento, quizá correcto para la época en que se escribió, pero que sin duda hoy ha quedado desfasado, pues el paso del tiempo le ha sentado muy mal. No siempre las novelas antiguas implican que sean lentas o aburridas, pues hay sin duda infinidad de libros interesantes, pero este en concreto no es el caso, así que como podéis imaginar no lo recomiendo para su lectura.

No obstante, no decaigo en seguir leyendo a esta autora, y tengo la esperanza de que tenga libros mejores, y a buen seguro que acierto, así que no decaigáis, que un mal libro no significa nada. A fin de cuentas, de todo hay que leer en esta vida.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

¿Quien no conoce ya a estas alturas la saga  Milleniun de Stieg Larsson? Supongo que pocas palabras bastan en este sentido. Así que solo queda decir que para aquellos a los que les gustó el primero (Los hombres que no amaban a las mujeres), esta segunda parte continúa en el mismo punto donde quedó aquel, aunque ha pasado ya un tiempo (escaso) y cada uno de los personajes ha seguido con su vida. Lisbeth es millonaria, pretende dar unos cuantos cambios en su vida.

Por su parte Michael continua trabajando en Millenium, la cual después de resolver el caso Wennestrom, ha cobrado un nuevo prestigio.

En esta primera parte, nos cuenta como les va la vida a los personajes después de la historia de la primera novela. Y a partir de este punto, comienza la trama de la segunda:

Un nuevo colaborador de la revista Millenium está preparando un artículo y un libro sobre prostitución, el cual pretende remover los cimientos de la sociedad sueca por las implicaciones que conlleva, pero sus investigaciones provocarán reacciones que una vez más afectarán a nuestros protagonistas, llevándolos en una carrera contra el reloj por descubrir la trama que se esconde sobre uno de los personajes denunciados.

El libro está muy bien escrito a mi parecer. Es ágil, en general no cuenta con muchos pasajes aburridos. Lo bueno de esta historia, al igual que muchas otras segundas partes habidas y por haber, cuando están bien escritas, es que conocemos de antemano a los personajes, con lo que se disfrutan desde el primer momento. En este caso además los dos protagonistas son muy interesantes, enseguida te metes en su pellejo, y disfrutas mucho cada vez que aparecen en la narración.

Por el contrario, esta nueva novela añade un grupo de investigación con unos cuantos personajes, los cuales ocupan parte de la historia, y te desvían de los personajes que realmente te interesan, aunque supongo que es un precio a pagar en esta historia, además de lógica y necesaria para el desarrollo de la historia.

El final de la novela es apabullante y muy muy sorprendente. Ya espero ansioso leer el último volumen de la saga… pues te quedas completamente en vilo de que es lo que va a pasar… y con esto, ya no hay más que decir.

En cualquier caso, recomiendo la lectura del libro, aunque claro está, habiéndose leído anteriormente el primer volumen.

Centurión

Centurión es el octavo libro de la saga de Quinto Licinio Cato escrita por Simon Scarrow. En este volumen, cato, centurión de las legiones romanas es nombrado prefecto interino junto a su amigo y jefe Macro, el cual es el centurión de la décima legión romana.

La misión en este caso es la de ir a Siria para ayudar al rey de Palmira, cuya ciudad se encuentra tomada por el príncipe rebelde y el rey con su sequito y seguidores se encuentran encerrados en la ciudadela de la ciudad, sobreviviendo como pueden.

A toda prisa tendrán que cruzar el desierto sirio, luchando con los jinetes rebeldes que se vayan encontrando por el camino. Por suerte se encontrarán con un aliado inesperado que les ayudará a llegar a la ciudad y a entrar en la ciudadela, y no es otro que uno de los hijos del rey, el príncipe Balthus.

Cuando por fin consiguen entrar en la ciudadela tendrán que enfrentarse a otro problema, los rebeldes ocupan la ciudad, y en la ciudadela no hay víveres suficientes para las legiones y los civiles, así que el sitio se vuelve cada vez más difícil, teniendo que tomar difíciles decisiones por el camino para sobrevivir.

Llegado un momento en la historia, los rebeldes se unirán a los partos, enemigos de roma, y por suerte el senador longino llegará con su ejército para entablar batalla y afianzar la alianza con Palmira, pues tienen intención de anexionarlo al imperio romano como otra provincia más, ampliando así sus fronteras.

La batalla entre las legiones romanas y los rebeldes, junto con los partos, resulta épica, trágica en todos los casos, como nos tiene acostumbrados el autor, pero cuando la batalla acabe nos espera una agradable sorpresa.

Este es el octavo libro de la saga, y hay que recordar que en el primero Cato no era más que un optio recién llegado a las legiones romanas. Han pasado cuatro años desde entonces, y muchas aventuras (y muchos libros por el camino también). Como pasa con todas las sagas, algunos libros son mejores y otros peores, pero aún con todo hay que decir que este es bastante bueno, muy entretenido y de prosa muy ágil, no decae en casi ningún momento, y no aburre en absoluto. Por supuesto, uno de los mejores puntos es la relación existente entre Cato y Macro, la cual a cada volumen de la colección va descubriendo nuevas facetas, hacen una pareja genial  los dos, la verdad, y como antes he dicho, este libro esconde al final una sorpresa de lo más interesante, ya estoy esperando que publiquen el siguiente para saber que es lo que pasa (aunque no voy a decir aquí de que se trata).

El libro se puede leer de forma independiente a los otros volúmenes, como si fuera esta una novela más de aventuras, pero sin duda la riqueza de esta saga está en los personajes, por lo que recomiendo leer desde el principio.

En el blog tenéis una entrada sobre el autor con los libros que forman la colección. Los publica Edhasa y son súper caros, pero merece la pena.

El niño con el pijama de rayas

El niño del pijama de rayas es una novela breve y ligera, escrita desde el punto de vista de Bruno, el hijo de un alto mando nazi, el cual cuenta como transcurre su vida en Berlín durante la segunda guerra mundial, cuando, al poco tiempo de iniciar su relato, su padre es destinado  a Auchwitz, trasladándose  ahí con toda la familia. A Bruno no le gusta ese sitio, la casa esta sola en medio del campo, no tiene amigos, no tiene nada que hacer, así que decide irse de aventura y explorare el bosque que hay en los alrededores.

En estas descubre el campo de concentración, y se hace amigo de un niño judío que está allí encerrado, Shmuel.

A partir de este punto se establece entre ellos una extraña amistad, y se juntan siempre que pueden. Se cuentan las típicas cosas de niños, pero también como es la vida de cada uno de ellos a un lado y otro de la alambrada.

Todo el relato está narrado desde el punto de vista de un niño, inocente a la realidad que le rodea, pero el lector ve mucho más allá del simple relato de estos dos niños, lo cual hace casi más trágico si cabe los hechos. No se puede decir en absoluto que sea un libro infantil, y difícil también encuadrarlo en la novela para adolescentes. Es una novela para adultos pura y dura, a pesar de lo que se pueda decir por ahí, al menos eso pienso yo, aunque a pesar de eso, puede ser leída por casi todos los públicos, pues cada uno podrá llegar en sus suposiciones de qué es lo que hay más allá del relato hasta donde pueda imaginar.

El relato se convierte en tragedia cuando Bruno se interna por debajo de la alambrada al campo de concentración para ayudar a Shmuel a buscar a su padre, que ha desaparecido. Bruno se pone uno de esos pijamas de rayas como el que lleva Shmuel, y bueno, el resto se puede imaginar.

Como había dicho al principio, es una novela breve y ligera, aunque no por eso menos realista y trágico que otras ambientadas en la segunda guerra mundial. Poco a poco vas sintonizando con el personaje, y finalmente como lector te hundes en la tragedia a medida que se descubre el desenlace de la historia.

Personalmente me gustó mucho el libro, me sorprendió también, así que no dudo en recomendarlo para su lectura.