Suite francesa

Irene Nemirovski escribió Suite Francesa en una época difícil, en plena segunda guerra mundial, y no vivió para contarlo, pues fue asesinada en Auswitch en 1942.

Por suerte para nosotros, dejo unas cuantas novelas en su haber, entre ellas Suite francesa, la cual pretendía englobar 5 relatos ambientados en aquel contexto, llegando a terminar únicamente dos de ellos: Tempestad en Junio y Dolce.

El primero de ellos cuenta el éxodo de los parisinos previo a la invasión alemana de la capital, el cual afecto a ricos y pobres por igual. En este primer relato no llegan a aparecer los alemanes físicamente, aunque siempre están presentes, si no que se centra en las victimas, y como en su huída dejan atrás sus casas, su forma de vida y en muchos casos, su humanidad e incluso su vergüenza, pues durante ese exilio vemos como las personas se van degradando progresivamente, dejando aflorar los instintos más básicos de los humanos.

El segundo libro, se centra en una pequeña población francesa durante la ocupación, cuando los alemanes ya han invadido Francia. En este contexto la guerra queda también lejos, y relata la convivencia entre vencedores y vencidos, y como todos ellos se sumen en un mundo de falsas apariencias e intenciones ocultas, y donde los buenos no son tan buenos, y los malos, a veces, no son tan malos como los pintan. Este segundo relato es una historia que llega a abarcar incluso el amor entre “enemigos”, algo que va más allá de las fronteras y las creencias, tocando la fibra humana más sensible.

Es una pena que Irene Nemirovski no llegara a culminar su obra, pues pienso que muestra un fresco de la epoca muy realista. No se puede decir que sea un relato ágil y con ritmo, ni que “enganche” desde el primer momento. Son historias humanas, lejos de las típicas historias de acción e intriga a la que nos tienen acostumbrados gran parte de las novelas y películas que se centran en aquella época.

El gran acierto de estos dos relatos es eso mismo, la humanidad descarnada y sin tapujos, trágica en cualquier caso, de la gente que vivió todo aquello.

A mi parecer es esta una obra recomendable para todo el mundo, sobretodo a aquellas personas que les interese la segunda guerra mundial. Sin duda os sorprenderá.

Es una pena el trágico final de la autora, al igual de todos los que murieron en campos de concentración. He podido leer alguna otra obra de ella, y sin duda ha sido todo un descubrimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s